Fundaciones y empresas destinan más de $4.000 millones a Inversión Social

Javier garcía moritan - GDFE
Javier García Moritán, director ejecutivo de GDFE, en la XIX Jornada Anual.

El Grupo de Fundaciones y Empresas relevó entre sus socios cuánto, dónde y en qué invierten para acciones de bien público y presentó los primeros resultados en su XIX Jornada Anual.

El Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) llevó adelante una investigación que revela que el 85% de sus socios invirtió en 2021 más de $4.050 millones en sus estrategias de Inversión Social Privada.

Es la primera vez que el sector de la Inversión Social Privada de la Argentina produce datos cuantitativos sobre su aporte. Javier García Moritán, director ejecutivo del GDFE, declaró: “El sector privado tiene una capacidad transformadora que es imprescindible para los desafíos que enfrentamos como sociedad. Conocer con precisión sus aportes es fundamental para la toma de decisiones acerca de dónde, cómo y con quién impulsar nuestras acciones”. El estudio detalla, además, a qué temáticas se destina más presupuesto, siendo la principal educación (88%), inclusión laboral (55%) y desarrollo local (53%). Detrás se ubican salud, ambiente, cultura, microfinanzas y deporte.

La investigación fue realizada junto con el equipo de sustentabilidad de SMS Latinoamérica y apoyada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y pone especial foco en la temática educativa.

En este segmento se destaca un dato: si bien el 88% de las instituciones trabaja en educación, el porcentaje del presupuesto total que se invierte en este tema es 33%. Además, el estudio muestra a qué niveles educativos va esta inversión: la prioridad es el nivel secundario, que a su vez es el nivel que conlleva uno de los mayores problemas de la Argentina hoy: el abandono escolar.

En cuanto a la modalidad de intervención en educación, los tres grandes tipos de aportes que realizan las fundaciones y empresas son becas, capacitación docente y desarrollo de contenidos educativos y con respecto a la modalidad de gestión, el 73% de estas organizaciones realiza sus actividades desde la gestión propia, 62% apoya iniciativas diseñadas por organizaciones de la sociedad civil (OSC) y 51% realiza programas propios implementados por OSC. Este dato da cuenta de la profesionalización en los últimos años del sector de la ISP pero puede sugerir el riesgo de reemplazar a las organizaciones en el territorio, que son las que tienen mayor conocimiento de los problemas de las comunidades.

Por último, dos datos más no menos relevantes: en conjunto, las empresas y fundaciones que respondieron la encuesta tienen una cobertura territorial federal. Es decir, que realizan actividades en todas las provincias, siendo las jurisdicciones con más participación CABA, GBA y Provincia de Buenos Aires.