Alianzas en el Marco de la Agenda 2030 – Parte 2

Ana Muro, coordinadora Area sociedad & empresa - CEADS

(*) Por Ana Muro

La pandemia ha hecho que el sector empresarial deba restablecer prioridades para poder dar continuidad al negocio en todas sus dimensiones. Las agendas de sustentabilidad acompañaron este proceso re adaptando sus programas y potenciando sus capacidades. En este sentido también los ODS y sus metas priorizadas antes de la COVID-19 se reconfiguraron. 

La Agenda 2030 a la luz de este escenario ha cobrado nueva relevancia y, algunas de las respuestas que anteriormente se daba desde el sector empresarial se están viendo fortalecidas o modificadas. Teniendo en cuenta que las actividades que se consideraron esenciales en esta pandemia tuvieron que ver en muchos casos con la producción de bienes (industria de la alimentación y energía, por ejemplo) y el mantenimiento de servicios (telecomunicaciones, de la salud), queda claro que la principal contribución por parte del sector privado seguirá siendo lo que cada empresa sabe hacer. Estos objetivos deben dar forma a las respuesta y recuperación, sentando las bases para personas resilientes y sociedades resilientes.

El trabajo realizado por la organización Business Fights Poverty recalca la manera en que el empresariado está apoyando a los sectores más vulnerables en la transición del COVID-19. Reconoce que las empresas tienen un papel vital que desempeñaren cada una de estas áreas de impacto, a través de su núcleo capacidades y actividades comerciales, filantrópicas, donaciones y voluntariado, y participación política, promoción y fortalecimiento institucional.

Utiliza una matriz de tres por tres para visualizar dichos desempeños:

Fuente: Business Fights for Poverty (2020). Business and COVID-19: Supporting the most vulnerable. (adaptado en español).
Fuente: Business Fights for Poverty (2020). Business and COVID-19: Supporting the most vulnerable. (adaptado en español).

 

A través de esta matriz podemos entender que las personas se vieron principalmente afectadas la salud & seguridad de sus vidas, el trabajo y los ingresos y sus posibilidades de acceso a la educación y desarrollo de habilidades durante los meses de pandemia en el año 2020. Y que el sector privado por medio de acciones vinculadas al eje principal del negocio, la filantropía y el compromiso político ha podido ir dando respuesta y colaborando en transitar los meses más difíciles de la pandemia. Algunos de estos ejemplos se pueden ver a continuación:

 

ACCIONES

SALUD & SEGURIDAD TRABAJO E INGRESOS EDUCACIÓN & HABILIDADES

 

EJE PRINCIPAL DEL NEGOCIO (CORE BUSINESS) –  Asegurar la salud y seguridad de los empleados y clientes.

YPF desarrolló un Protocolo de higiene y salud en el trabajo en el que se describen las acciones a aplicar tanto para personal propio como para contratistas.

–  Incrementar la producción de bienes relacionados a artículos esenciales de la salud o reconvertir la producción hacia esos insumos.

Cervecería & Maltería Quilmes produjo y donó, junto a diferentes PyMES, alcohol sanitizante destilado de la cerveza, pan con cebada cervecera, máscaras de protección facial, y camas de PET reciclado.

 

–   Apoyar pequeños proveedores en el mantenimiento de sus servicios colaborando con financiamiento o modificando condiciones de pago.

Coca-Cola en Argentina puso en marcha el programa “Estemos Abiertos” para ayudar a kioscos y pequeños almacenes en su recuperación económica.

UNILEVER lanzó el programa UniPyMEpara acompañar a las PyMEs de su cadena de valor con  liquidez financiera, capacitaciones gratuitas y asesoramiento profesional.

 

–  Las empresas se han reconvertido en cuanto al teletrabajo y además a brindar servicios educativos y de capacitación.

Se pueden mencionar:

Santander y Swiss Medical, desarrollaron “Academia Salud”.

Prevención ART puso en marcha un curso junto a Fundación Iberoamericana de Saluda y Seguridad Ocupacional sobre el teletrabajo,

y las herramientas necesarias para lograr una implementación exitosa.

FILANTROPÍA –   Colaborar con ONGs, instituciones y empleados de la salud con donaciones de dinero, bienes o servicios.

Pampa Energía donó equipamientos e insumos en las principales localidades donde opera a través de acuerdos con organismos provinciales y municipales. En la misma línea donaron insumos de protección al personal médico en hospitales y centros de salud.

 

–   Proveer ayuda económica y/o técnica a organizaciones que ayudan a poblaciones vulnerables y en riesgo.

Fundación Andreani aportó el expertise logístico en la Campaña #CodoACodo para la distribución de donaciones de alimentos, productos de higiene y limpieza junto a Banco de Alimentos, Mercado Libre y Cruz Roja Argentina.

 

-Proveer de acceso gratuito a recursos educativos

Fundación Telefónica Movistar ofreció por medio de su Programa Educativo y de Empleabilidad de contenidos culturales, educativos y de empleabilidad a dependencias provinciales y municipales, así como al público en general

COMPROMISO POLÍTICO –  Contribuir con el gobierno en el financiamiento de  recursos de salud.

Enel Argentina en alianza con el Municipio de Ezeiza (Prov. BsAs.), dispuso el armado y puesta en marcha de un hospital de campaña para la recepción de pacientes leves.

 

-Abogar por que los gobiernos apoyen una mejor protección de los trabajadores, las pequeñas empresas y las redes de seguridad social como parte de los paquetes de apoyo económico.

EDESA/ Grupo DESA realizó un operativo articulado y coordinado por el Ejército Argentino junto a Cancillería Argentina y Boliviana, Organismos Nacionales de Aduana de Argentina y Bolivia, Migraciones, Gobierno de la Provincia de Salta, y SENASA para la provisión de mercaderías, medicamentos y combustible para una comunidad aislada.

 

-Trabajar con los gobiernos y otros socios en dar apoyo y capacitación para garantizar que los hogares y los estudiantes de bajos ingresos tengan un mejor acceso a la tecnología.

Telecom Argentina en articulación con ministerios de educación local, capacitó a docentes sobre el uso de dispositivos móviles en el proceso de aprendizaje, a través del Taller Móvil en Mano.

 

En todas las buenas prácticas[1] mencionadas las alianzas han tenido un rol clave para la implementación de las acciones. Asimismo, en muchas ocasiones estas acciones han sido el resultado de la iniciativa de acercamiento al sector empresarial para la articulación de esfuerzos entre el sector público y el privado.

Muchas de estas respuestas conjuntas fueron posible en la medida que el sector empresarial tenía redes de vínculos, trabajo conjunto, y había generado lazos colaborativos con precedencia. Otro factor que pudo haber influido es la pertenecía a organizaciones empresariales vinculadas a la sustentabilidad en general, que entre otras cosas le permitió establecer alianzas con sus pares, como también conocer organizaciones de la sociedad civil que pudieran dar respuesta a las adversidades de manera adecuada.

Algunas de las cuestiones mencionadas colaboraron en la reorganización, readaptación a la nueva realidad. Una ventaja clave para sortear los desafíos que planteó el contexto e ir resolviendo los emergentes, fue tener una capital social, logrado a través del trabajo con las comunidades, organizaciones sociales, entidades públicas, organizaciones privadas, entre otros. Según un informe desarrollado por el WBCSD (2020), la recuperación de los países requerirá disponer de nuevos modelos de asociación y colaboración entre las empresas y las entidades financieras.

[1]Para conocer en detalle las buenas prácticas corporativas www.ods.ceads.org.ar

(*) Es Coordinadora del Área de Sociedad y Empresa – CEADS.