Primera red de pagos digitales que emite bono verde

Visa (NYSE: V), compañía líder mundial en tecnología de pagos, anunció que el 10 de agosto completó satisfactoriamente su oferta inaugural de un bono verde, por un total de $500 millones de dólares, el cual pagará un cupón semestral del 0.75% y vencerá el 15 de agosto del 2027. El bono verde, que estimamos es el primero emitido por una red de pagos digitales, se usará para ayudar a promover el compromiso de la compañía con la sustentabilidad ambiental y un ecosistema de pagos sustentable. En apoyo a este compromiso y además de su emisión inaugural del bono verde, Visa también anunció el nombramiento de su primer jefe de sustentabilidad, Douglas Sabo.

“En Visa vemos una responsabilidad y una oportunidad de usar el poder de nuestra red para impulsar grandes cambios hacia un futuro sustentable”, dijo Al Kelly, CEO y presidente de la junta directiva de Visa Inc. “Nuestra oferta del bono verde nos ayudará a acelerar la transformación de nuestra infraestructura y operaciones para alcanzar nuestras metas medioambientales. Este compromiso se extiende al nombramiento del primer directivo a cargo de sustentabilidad de Visa, quien se encargará de seguir tomando medidas audaces y pioneras en la industria en pos del cuidado del medioambiente”.

Como se detalla en la Estructura de Bonos Verdes de Visa, los ingresos recaudados del bono verde se usarán para financiar diversos proyectos como el mejoramiento de edificios, mejoras de eficiencia energética, ampliación del uso de fuentes de energía renovable, proyectos de uso eficiente del agua, programas para empleados que se transportan diariamente al trabajo, así como investigaciones e iniciativas centradas en comportamientos de consumo sustentables. Los ingresos recaudados también se destinarán a inversiones en proyectos para inspirar y fomentar un modo de vida sustentable siguiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Estos proyectos están en línea con el liderazgo de Visa en cuanto a la sustentabilidad, incluyendo su transición al uso de electricidad 100 por ciento renovable en todas sus operaciones, meta que se logró al inicio del 2020.

“A medida que el mundo sigue abordando la urgencia del cambio climático y otros desafíos medioambientales, aprovechamos la oportunidad de asumir un rol de liderazgo en la creación de un mundo más sustentable”, dijo Douglas Sabo, el recién nombrado jefe de sustentabilidad de Visa. “A través de nuestra oferta del bono verde y junto con nuestras iniciativas para impulsar un crecimiento económico inclusivo, estamos trabajando para que la gente y el planeta puedan prosperar juntos”.

Visa publicará un informe anual sobre el uso de los ingresos recaudados del bono verde y su impacto ambiental. Sustainalytics, uno de los principales proveedores globales de estudios, calificaciones y datos de Gobernanza Ambiental, Social y Corporativa, se encargó de proporcionar la segunda opinión independiente sobre los beneficios ambientales de la Estructura de Bonos Verdes de Visa y su conformidad con los Principios de los Bonos Verdes.

Declaraciones con Miras al Futuro

Este comunicado de prensa contiene declaraciones con miras al futuro conforme al significado establecido en la Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados de EE. UU. (U.S. Private Securities Litigation Reform Act) de 1995, relacionadas, entre otras cosas, con nuestras metas de sustentabilidad, proyectos en curso y futuros, y expectativas en cuanto al uso de los ingresos recaudados. Las declaraciones con miras al futuro generalmente se identifican con palabras como “cree”, “estima”, “espera”, “tiene la intención de”, “quizás”, “podría”, “debería”, el uso del tiempo futuro, “continúa” y otras expresiones similares. Todas las declaraciones que no sean declaraciones de hecho histórico pueden ser declaraciones con miras al futuro, que hablan solamente a partir de la fecha en que se hacen, no son garantías de desempeño futuro y están sujetas a ciertos riesgos, incertidumbres y otros factores, muchos de los cuales están fuera de nuestro alcance y son difíciles de predecir. Describimos riesgos e incertidumbres que podrían hacer que los resultados reales difieran significativamente de los expresados en, o insinuados por, cualquiera de estas declaraciones con miras al futuro contenidas en nuestros informes presentados ante la SEC, incluyendo nuestro Informe Anual en el Formulario 10-K para el año terminado el 30 de septiembre del 2019 y nuestros informes subsiguientes en los Formularios 10-Q y 8-K, que se incorporan aquí por referencia. A menos que sea requerido por ley, no tenemos intención de actualizar ni revisar ninguna declaración con miras al futuro ante el surgimiento de nueva información, eventos futuros o de otro modo.