Fomentar a emprendedores locales

Fernando Martin, ingeniero industrial de Olavarría que fabrica impresoras 3D.

Una iniciativa para promover a la red de emprendedores con asistencia técnica de Fundación Loma Negra.

“Arrancó la cuarentena y casi no dormía”, se sincera Fernando Martiningeniero industrial de Olavarría que fabrica impresoras 3D. Desde el primer momento puso a disposición su expertise para brindar ayuda frente a la pandemia del coronavirus. Se contactó inicialmente con el Municipio para la Maratón Solidaria mediante la cual diversas instituciones y emprendedores fabricaron 2300 máscaras para personal de salud y de seguridad de la comunidad. Así conoció a la Fundación Loma Negra, que contribuyó a financiar los insumos para las máscaras. Él luego también participó en la iniciativa del Parque Industrial Olavarría para elaborar 1200 máscaras.

“Hace unas semanas me llamaron de la Fundación Loma Negra para agradecer el trabajo solidario y me sugieren que esta actividad podía tener rédito económico”, cuenta Fernando. Para el reinicio de las operaciones, Loma Negra buscaba proveer a sus colaboradores de los elementos de barrera sanitaria necesarios en este nuevo contexto. Pensar en un proyecto junto a la Fundación y una red de emprendedores era de por sí atractiva, pero Fernando era consciente de que para responder a una gran demanda “los impresores somos un eslabón, el material está en Capital y es difícil conseguirlo”. Comenzó así un trabajo colaborativo. A partir de la experiencia de la Maratón Solidaria se identificaron a quienes tenían mejores estándares y se conformó un equipo de ocho impresores 3D y dos cortadores láser. “Brindamos la asistencia a estos diez proveedores locales y acompañamos en todo el proceso desde la compra de insumos, estructura de costos y colocación de producto”, comenta Leonardo Maiola, técnico local de Fundación Loma Negra.

“Buscábamos protectores faciales sanitarios”, detalla Raúl Glende, gerente de SSMA. “Me enteré de las iniciativas que estaban implementando desde la Fundación y si bien, ya habíamos encaminado una compra, gracias a la colaboración de la Gerencia de Compras se instrumentaron los medios para diversificar los pedidos a fin de que las plantas pudieran abastecerse con los proveedores que está potenciando la Fundación y favorecer la compra local.
Loma Negra nos encargó 790 máscaras. Ya proporcionamos 580 y este lunes completamos la entrega. Logramos adaptar la máscara, la vincha va sobre el arnés plástico del casco y no molesta”, asegura Fernando. “Nos acomodamos a la demanda. Me interesa distribuir el trabajo. Con una impresora sacás 20/25 máscaras por día. Ni bien cada emprendedor termina su producción les encargamos 20 más” agrega Fernando, que siempre le gustó liderar equipos, con la particularidad que en este caso por el aislamiento a algunos ni les conoce la cara.
El total de las máscaras se destinó a las plantas Olavarría, L’Amalí y La Preferida. “Las adquirimos para todo el personal que entra a planta como una de las medidas frente al Covid-19. Tuvieron buena recepción ya que son flexibles para el uso con el casco” detalla Sebastián Rossi, Líder de Recursos Humanos de Planta L’Amalí. “Y tienen el valor agregado que se compraron a los emprendedores que trabajan con Fundación Loma Negra para potenciar las vías de interacción”, añade Rossi.