Generá tu propia energía

Por Fiorella Lotti

La generación de energía distribuida crece en Argentina. Paso a paso para convertirse en usuario-generador.

En el contexto de crisis energética global, la dependencia de los países a los combustibles fósiles sigue en aumento.  Sin embargo, en las últimas décadas se vienen realizando esfuerzos a nivel internacional paradiversificar la matriz energética.

En particular, la generación de energía eléctrica a gran escalabasada en fuentes de energía renovable, principalmente de origeneólico y solar, tomó gran impulso, así como el paradigma de la generación distribuida.

La ley 27.424 de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable integrada a la Red Eléctrica Públicahabilita a que los consumidores de electricidad (hogares particulares, industrias o instituciones) se conviertan en generadores a partir de una fuente de energía renovable para autoconsumo y eventual inyección a la red.

Victor Liste, Responsable Técnico de Proyectos de Rayo – Ingeniería sin Fronteras.

Víctor Liste es Responsable Técnico de Proyectos de Rayo, un emprendimiento que forma parte de Ingeniería Sin Fronteras – asociación civil que realiza proyectos de ingeniera para sectores vulnerados- para acelerar la transición energética y se encarga de hacer instalaciones en hogares particulares, industrias e instituciones. Además, es usuario generador en su casa en Vicente López.

El único requisito para ser generador es que la provincia esté adherida a la normativa nacional o tenga una ley provincial similar y que la distribuidora eléctrica también esté adherida. Actualmente, solo tres provincias no tienen una reglamentación al respecto: Formosa, Santa Cruz y Santiago del Estero”, precisa Liste.

Paso a paso                                         

Una vez tomada la decisión de convertirse en usuario generador, el primer paso es consultar con un proveedor de equipos de generación distribuida o instalador calificado, como Rayo, quien lo asesorará de acuerdo a las necesidades y el consumo de energía eléctrica.

Luego se inicia el trámite a través de la plataforma de Trámites A Distancia (TAD) del Gobierno Nacional: Usuario-Generador – Generación Distribuida. Para ello, se debe ingresar con clave AFIP, tener a mano la factura con el número de cliente y hacer la reserva de potencia, es decir, “indicar qué potencia se quiere inyectar. Nunca pude superar la potencia que consume una casa”, explica Liste.

El sistema dispara una notificación a la distribuidora, quien da la aprobación si la potencia es adecuada y si las líneas en ese lugar no están saturadas porque hay muchos usuarios inyectando. “Algo que todavía no pasa y estamos muy lejos de que suceda”; agrega el ingeniero.

Una vez que la reserva de potencia está aprobada, se pueden instalar los equipos. El usuario generador debe ingresar al TAD y designar a su instalador calificado, que debe estar previamente inscripto en el sistema.

Este tipo de instalaciones no las puede hacer cualquier electricista idóneo, sino que tiene que ser un ingeniero o un electricista que hayan hecho la capacitación específica para generación de energía”, aclara quien, además de estar calificado, es docente del trayecto de formación profesional ISEER (Instalador de Sistemas Eléctricos de Energías Renovables) en el CFP 38 de Villa 31. Rayo emplea a instaladores calificados vulnerados para llevar adelante las instalaciones.

El técnico designado carga las características de las instalaciones, las certificaciones y hace el pedido de inspección a la distribuidora, quien cambia el medidor por uno bidireccional: capaz de medir la energía en las dos direcciones.

También existe la posibilidad de acumular la energía en una batería para consumir en épocas de poca producción. Tal es el caso Eduardo Benedetto, quien decidió instalar paneles solares porque estaba cansado de los cortes de suministro.

Lamentablemente aún son muy frecuentes y eso altera mucho la vida de nuestra familia y de las personas que trabajan con computadoras, así como el normal periodo de descanso, repercutiendo en nuestra salud y nuestro rendimiento laboral”, precisa Benedetto, médico de Flores.

batería solar
Instalación de batería solar.

La batería sirve para almacenar energía y se usa en el caso de que el suministro de red se interrumpa y no haya luz solar. Durante el día se consume la energía a medida que se va produciendo, y el acopio permite tener disponible en los días nublados. Lo que sobra cuando la batería está llena se redirige hacia la red.

Costos, consumos y beneficios

Actualmente, una instalación de 2kw de potencia cuya generación ronda los 500kw/h bimestrales tiene un costo aproximado de $450 mil pesos llave en mano. “Es el consumo de una familia tipo en una casa que tenga gas para agua, cocina y calefacción”.

Es importante aclarar que los honorarios de la consulta, los costos de instalación y compra de los equipos de generación distribuida, quedan a cargo del usuario interesado.

Los paneles están fabricados para durar más de 20 años, y tienen un vidrio templado que puede aguantar granizo de hasta 4 cm de diámetro. Es decir que las instalaciones son muy durables, no tienen partes móviles y prácticamente están libres de mantenimiento”, describe Liste.

Los beneficios son múltiples. “Si observamos las instalaciones como un conjunto, estamos formando una nueva planta de generación distribuida en muchos lados, y realizada gracias a la inversión directa de los usuarios. Son pequeñas inversiones en infraestructura energética que contribuyen a la macroeconomía”, apunta Liste.

Más allá de la inversión inicial, que es elevada, también colabora con la microeconomía: “La energía que inyecto en la red genera un balance a favor mío en la facturación, por lo que en general durante el invierno no pago nada y consumo el crédito en verano cuando utilizo los aires acondicionados”, indica Benedetto.

En cuanto al ambiente, por supuesto la contribución es en menor impacto:se genera energía sin emisiones, contribuyendo en la reducción de la huella de carbono.

Decidimos incorporar panales solares porque somos un lugar que educa con el ejemplo. El mundo hoy sufre dolores por tanto maltrato y nosotros queremos ser testimonio de que se pueden hacer las cosas de otra manera, cuidando a las personas y al planeta. Además, queremos hacernos cargo de lo que consumimos y ser autosustentables”, precisa Francisco Marcenaro, representante de la Fundación “Todavía es Tiempo” en Moreno.

Instalación en Medint

Para Medint, una PyMe dedicada a la internación domiciliaria, la sustentabilidad forma parte de su filosofía y ven la atención de la salud con desarrollo sostenible, teniendo como norte los ODS. “Buscamos formar un sistema de salud resiliente que se adapte y mitigue el cambio climático”, precisa Sebastián Pastoriza, encargado de la Gestión Responsable.

En ese sentido, todas las instalaciones del edificio ubicado en Merlo son sustentables: recolectan agua de lluvia para sanitarios y limpieza, tienen un muro tombreconstruidopara acumular calor, y la construcción la realizaron con materiales en seco. “La última incorporación que hicimos fueron los 12 paneles solares y las baterías de acopio. El consumo en general es de 700/800 kw bimestral y logramos reducir un 45% la cantidad de energía de red”, reporta Pastoriza.

Hábitos más eficientes

Contar con un sistema de generación de energía a partir de paneles solares también significa ser consiente del uso y, por ende, cambiar los hábitos de consumo.

Benedetto adaptó su instalación eléctrica para hacerla más eficiente: “Hicimos dos circuitos, uno para los aires acondicionados que se nutren con la red, ya que consumen mucha energía y de otra manera se agotaría muy rápidamente. Mientras que el resto de los electrodomésticos y la luz consumen la energía autogenerada”.

 

Instalación Silva.

Por su parte, Santiago Silva, vecino de Villa Pueyrredón, asegura: “Para nosotros fue una oportunidad de invertir el capital, ya que económicamente nos resultó una ventaja. Es como pagar el consumo de energía de varios años en uno, pero está bueno para cuidar el planeta. Tengo la intensión de comprar un auto eléctrico y lo voy a poder cargar con los paneles solares”.

Él vive con su mujer y sus dos hijas. “Bimestralmente tenemos un consumo promedio de 550kw. Sabemos que los paneles generan mucho más en verano y durante el día, por lo que utilizamos los electrodomésticos más grandes, como el lavarropas, en ese momento para consumir la energía generada y no desde la red. Nos va acomodando los hábitos”.

Evolución nacional

En Argentina, la ley 27.191 de Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía destinada a la Producción de Energía Eléctrica, y la ley 27.424 de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable integrada a la Red Eléctrica Pública, regulan e impulsan este cambio desde 2017.

De acuerdo al Reporte de Avance de la implementación de la ley correspondiente a octubre 2021, actualmente hay 193 Distribuidores y Cooperativas Inscriptas en las provincias de Chaco, Corrientes, Córdoba, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut, La Pampa, Buenos Aires y Capital Federal.

En lo que respecta a la cantidad, 636 proyectos en total completaron la instalación y se convirtieron en Usuarios-Generadores, mientras que hay 365 proyectos con Reserva de Potencia aprobada, de los cuales 91 ya solicitaron el cambio de medidor.Del total, 398 corresponden a usuarios residenciales, 211 a comerciales/industrial, 15 a otros y 12 a organismos oficiales.

Finalmente, la potencia hasta el momento es de 7.291 kW instalados y conectados a la red mediante un medidor bidireccional.