Impacto creciente de huertas escolares

212

 

Invitada especialmente por ONU-Habitat y el Gobierno de Dubai, Fundación Huerta Niño –que fue elegida Mejor Práctica en 2014- presentó la evolución del Programa Mi Huerta desde 2014 a 2018 en el marco del 11º Ciclo de Premiación a las Buenas Prácticas para Mejorar las Condiciones de Vida. La Fundación fue convocada en calidad de referente para las organizaciones reconocidas este año, como modelo de evolución y expansión. En 2014 Fundación Huerta Niño recibió este reconocimiento mundial por su labor para mejorar la nutrición, la educación y el desarrollo en las zonas más desfavorecidas de la Argentina. Este año fue invitada a compartir el impacto creciente del Programa en todo el país.

Bárbara Kuss, Directora Ejecutiva de Huerta Niño, compartió el crecimiento de la Fundación en los últimos años y dio detalles sobre el impacto del Premio en la evolución del programa: “Logramos una mayor escalabilidad, nos enfocamos en la calidad y expandimos nuestra intervención hacia escuelas urbanas. Huerta Niño fortalece el arraigo y la pertenencia a zonas rurales y a la vez fomenta la resiliencia y adaptación a zonas urbanas para seguir brindando oportunidades de futuro en todo el país”.

El evento tuvo lugar en el World Trade Center de Dubai, Emiratos Árabes, y contó con la presencia de altos funcionarios del país anfitrión, representantes de Organismos Internacionales y del sector social de todo el mundo.

El Premio Dubai – ONU Hábitat se entrega cada dos años a las iniciativas que mejoren de manera significativa la calidad de vida de los ciudadanos e impulsen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en sus comunidades.