El Pacto Global de las Naciones Unidas se celebró en la Argentina

111

Las Naciones Unidas y los líderes de la región se reunieron en Buenos Aires para debatir sobre el futuro del desarrollo sostenible en el marco de la Agenda 2030 de la organización.

Por Vanesa Listek

El evento Making Global Goals Local Business, organizado por el Global Compact de las Naciones Unidas (UNGC) y la Red Global Compact Argentina, reunió a líderes locales y globales de empresas comprometidas con la sostenibilidad, así como a la sociedad y autoridades gubernamentales, con el objetivo de impulsar acciones colectivas, los 10 principios del Pacto Global de las Naciones Unidas y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En la Usina del Arte, en el barrio porteño de La Boca, y ante un auditorio con más de 600 líderes locales y globales de finanzas, la sociedad civil y el gobierno, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas concluyó su evento de dos días.

El 25 de abril, la Vicesecretaria General de las Naciones Unidas (ONU), Amina J. Mohammed, dio la bienvenida a todos los presentes a través de un video especial donde explicó que “la Agenda 2030 es un plan transformador para nuestro mundo y los negocios sostenibles tienen sentido comercial”. Luego se dirigió especialmente a las jóvenes mujeres emprendedoras que participaron del evento: “lograr los 17 objetivos ODS descansa en su visión y liderazgo como agentes de cambio, porque tenemos la responsabilidad de invertir en el futuro que queremos. Las soluciones existen, las oportunidades aguardan y el tiempo es ahora”. Luego enfatizó que un futuro mejor todavía está a la vista, pero debemos trabajar juntos para llegar allí.

En el plano local, la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, habló sobre los ODS en la Argentina, coincidiendo con Mohammed en cuanto a la manera de llevarlos a cabo: “…trabajando juntos, Estado, empresas y sociedad civil, porque los ODS nos plantean un nuevo paradigma, donde no hay países que pueden y que no pueden sino donde todos trabajamos en el compromiso, en la conformación y en hacer realidad estos 17 objetivos”. Asimismo, reflexionó sobre la pobreza en el país y cómo reducirla: “Nuestro Presidente dijo que quería ser medido por cómo podía reducir la cifra de pobreza en el país, y para eso hay que medirla y conocerla para darle a cada persona la oportunidad de vivir la mejor vida posible”. Luego concluyó que para eliminar la pobreza hay que integrarnos, y también significa igualar oportunidades para mujeres y varones, un tema que se encuentra en la Agenda 2030 en todo el mundo.

El ex Secretario General de la ONU, Kofi Annan, creó este Pacto Global hace 18 años para alinear a las empresas con los 10 principios universales de sostenibilidad y dar a la globalización una cara humana. Con 9.413 empresas y más de 3.000 sociedades civiles de todo el mundo, buscan concientizar sobre temas ejes como el medio ambiente, los derechos humanos, la anticorrupción, el trabajo y la salud. Los objetivos tienen más de 150 indicadores, y los dos temas principales donde encontramos que el mundo tiene las mayores brechas son el cambio climático y la desigualdad social.

Para Lise Kingo, CEO y Directora Ejecutiva del Global Compact, “sin el compromiso de las empresas, no alcanzaremos los objetivos de nuestra Agenda 2030, y sólo faltan 4.500 días”. Luego agregó que hay muchos riesgos que se pueden convertir en oportunidades comerciales, como la energía solar o la eólica. Para Kingo, la Agenda trata de convertir los riesgos globales en oportunidades.

Cuando el UNGC comenzó en el año 2000, sólo 43 empresas estaban alineadas a los objetivos, hoy cerca de 10.000 lo conforman. Un 28% de empresas que pertenecen al índice Fortune 500 participan del UNGC, y 66 millones de personas que trabajan en el sector privado, trabajan para alguna de las empresas del Pacto Global. Sólo en Latinoamérica, 2.116 empresas pertenecen al UNGC, mientras que en Estados Unidos son 378 y en Europa 4.722.

“Sin el compromiso de las empresas, no alcanzaremos los objetivos de nuestra Agenda 2030, y sólo faltan 4.500 días.” -Lise Kingo, CEO y Directora Ejecutiva del Global Compact-.

Pasos a seguir
Uno de los oradores más ovacionados durante el evento fue Gustavo Pérez Berlanga, director de Responsabilidad Social de Toks Restaurant Group, una de las empresas gastronómicas más importantes de México. Sus proyectos productivos, integran el trabajo de comunidades autóctonas a la cadena de valor de la empresa. “La pobreza no se debe combatir con asistencialismo, debemos darle a la gente mecanismos para que puedan salir de su condición de pobreza”, explicó el especialista, que hace 10 años trabaja en Toks donde los objetivos de las Naciones Unidas se aplican a diario. “Nuestro primer producto del proyecto fue la miel y sabemos que si la vendemos, no es sólo porque proviene de un negocio inclusivo, sino que es capaz de competir con las mejores mieles del mundo”, continuó.

Luego, Berlanga contó que durante el último terremoto en México, Toks abrió sus más de 167 restaurantes en el Distrito Federal para que todos los brigadistas -civiles y profesionales- que estaban trabajando contrarreloj para encontrar víctimas entre los escombros puedan sentarse en una de las mesas y comer. “Luego del movimiento de la tierra, que duró varios segundos y llegó a una escala de Richter de 7.1, salí a la calle y comencé a pensar cómo podíamos ayudar desde nuestro lugar, y luego de unos minutos me acerque a un grupo de brigadistas que lucían agotados y les pregunté: ‘¿Hace cuánto que no comen?’. Ellos dijeron que no recordaban la última vez que comieron, y que probablemente habría sido hace 24 horas”, relató Berlanga. Después, llamó al presidente de la empresa, quien se encontraba colaborando con la Cruz Roja, y le sugirió abrir los restaurantes para que todos los brigadistas puedan comer antes de continuar con su labor.

Tanto Toks Restaurant, como otras empresas pioneras de los ODS, demuestran que es posible incorporar las prácticas sustentables al día a día. Este enfoque, enraizado en los Diez Principios de la UNGC, es un punto de referencia central para todas las empresas que buscan contribuir a los Objetivos Globales.

“La pobreza no se debe combatir con asistencialismo, debemos darle a la gente mecanismos para que puedan salir de su condición de pobreza.”- Gustavo Pérez Berlanga, Director de Responsabilidad Social de Toks Restaurant Group-.

Derechos Humanos

El 10 de diciembre del año pasado, la ONU celebró el 70° aniversario de la Declaración de Derechos Humanos, sin embargo aún existen problemas de desigualdad en el mundo y eso lo dejo claro Dante Pesce, integrante del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos, durante la primera Mesa Redonda de CEOs: Integrando los derechos humanos en una estrategia empresarial sostenible.

El especialista ratificó que el Estado tiene un compromiso mayor que las empresas de respetar los Derecho Humanos, porque está dentro de las responsabilidades de proteger a los ciudadanos. Además compartió con todos los presentes su visión sobre el rol de los estados como administradores del bien común, clarificando expectativas e implementando hojas de ruta -como lo hicieron Colombia, Chile y ahora Perú-, y generando condiciones habilitantes para las empresas, tanto con incentivos como con regulaciones.

“Deben liderar con el ejemplo, algo que nuestros Gobiernos -latinoamericanos- en general no hacen, mientras que en otros países como Suecia, Holanda y Alemania lo plantean; de manera que si el sector privado quiere conocer la realidad del compromiso del Gobierno respecto de esta temática, debería observar a las empresas estatales y lo que ellas hagan o dejen de hacer. Esa es la vara para medir la voluntad política”, dijo Pesce.

Luego ratificó su idea de que se requiere un compromiso político desde el directorio o la alta gerencia basado en un proceso de Debida Diligencia, que “básicamente se reduce a un ejercicio humilde de los impactos negativos que tiene la empresa, con la finalidad de evitarlos o mitigarlos en la cadena de valores”, consideró Pesce. A continuación presentó estudios de nuestra región que demuestran que estamos entre los países menos preventivos del mundo. Según un estudio reciente de la compañía Ernst & Young, el 57% de las inversiones en Latinoamérica han sido afectadas en los últimos años por una mala gestión de riesgo de los problemas ambientales, los derechos humanos y la gobernanza. “Somos la región menos atractiva para hacer inversiones porque somos la menos preventiva del mundo”, concluyó.

Durante el evento también se presentó el lanzamiento del “Plan digital para el liderazgo empresarial sobre los ODS”, un recurso interactivo que desafía a las empresas a pensar críticamente sobre cómo cinco cualidades de liderazgo: intencional, ambicioso, constante, colaborativo y responsable, se pueden aplicar a sus estrategias. Alienta a las compañías a adoptar soluciones holísticas y sistémicas para alcanzar la escala de impacto requerida para los Objetivos Globales, y se basa en el reconocimiento de que las contribuciones positivas a los Objetivos requieren una base de integridad y responsabilidad.