La escuela sustentable

37

Más de 200 personas de todo el país y el mundo llegarán a Mar Chiquita para construir, guiados por el reconocido arquitecto Michael Reynolds y su equipo de Earthship Biotecture, un nuevo edificio para la escuela pública N°12 del municipio de Mar Chiquita, al sureste de la provincia de Buenos Aires.
El proyecto cuenta con la participación de la comunidad de Mar Chiquita y el apoyo de Ala, Disney y DIRECTV, organizaciones comprometidas con la educación en sustentabilidad y la construcción de un mundo sostenible.
Se trata de una iniciativa de Tagma, la organización uruguaya que en 2016 construyó la primera escuela pública autosustentable del continente en la localidad uruguaya de Jaureguiberry. Un edificio construido con materiales reciclados, que se autoabastece de agua, energía y calefacción, que produce alimentos y maximiza el uso de los recursos transmitiendo nuevos conocimientos y valores a los niños y niñas que lo habitan a diario y a la comunidad que lo rodea.
Una Escuela Sustentable Argentina se enmarca dentro del PLANMAR, una iniciativa desarrollada por la asociación civil Amartya con el apoyo del Municipio de Mar Chiquita, ambos socios en este proyecto que busca instalar un modelo de desarrollo local sustentable a través de la educación. Como el mayor colaborador del proyecto, Ala hace posible Una Escuela Sustentable como una nueva apuesta por la educación, reforzando su compromiso histórico con proyectos que promueven el desarrollo de los chicos ensuciándose. En un mundo donde cada vez hay menos tiempo para experiencias reales y más contacto con la tecnología, Ala tiene como misión fomentar el crecimiento de los chicos a través de experiencias al aire libre. Es por eso que la marca tiene como propósito alentar el “juego real”: explorando por ellos mismos el mundo que los rodea y aprendiendo de él.
Este proyecto también está en línea con su iniciativa Aprendiendo al Aire Libre​, un movimiento global de Ala que propone hacer del aprendizaje y del juego al aire libre una inspiración, que alcanzó a más de 30.000 chicos de 300 escuelas argentinas en los últimos meses.“Como una de las marcas sustentables de Unilever, estamos muy orgullosos de ser los principales impulsores de Una Escuela Sustentable. Este proyecto se encuentra completamente alineado al propósito de Ala – el desarrollo y crecimiento de los chicos-, ya que además de generar un impacto social positivo, promueve que los chicos se responsabilicen por el cuidado del medioambiente, un aprendizaje fundamental para su
desarrollo y su futuro”, aseguró Nicolás Zumino, Brand Manager de Ala Argentina.
ESCUELA+ es un proyecto de DIRECTV, que actualmente brinda TV educativa en más de 700 escuelas rurales de Argentina, incluso en lugares remotos como la Antártida o el Impenetrable Chaqueño, así como en las más de 8.700 escuelas que son parte del programa en Latinoamérica, está presente en el establecimiento de Una Escuela Sustentable en Uruguay y también estará en el de Mar Chiquita.
La empresa busca contribuir desde su pantalla, comunicando las iniciativas y los valores que promueve Una Escuela Sustentable a través de contenidos audiovisuales que promuevan acciones en torno a la sustentabilidad y los testimonios de los voluntarios que inspiran y dan vida al proyecto.
“A través de ESCUELA+ queremos contribuir a que otras escuelas y sus comunidades puedan conocer el programa “Una Escuela Sustentable” y replicar sus iniciativas, miles de niños podrán acceder a información valiosa sobre sustentabilidad y voluntariado. El edificio de la escuela es un medio de comunicación en sí mismo. Nosotros queremos producir el material audiovisual para que conozcan el proyecto aquellos que no la pueden ir a visitar y puedan replicarlo en sus escuelas y a partir de estas en su comunidad”, comentó Andrés Barbero, gerente de RSE de DIRECTV Argentina. Disney apoya Una Escuela Sustentable porque se alinea con sus esfuerzos para brindar herramientas a niños, niñas y jóvenes para que puedan desarrollar habilidades y así mejorar su futuro, además de fomentar el contacto de ellos con la naturaleza. “Esta iniciativa es un excelente proyecto para potenciar el aprendizaje a través de una propuesta educativa innovadora, que promueve el desarrollo del pensamiento analítico, la capacidad de resolución de problemas y la incorporación de hábitos saludables; llevada a cabo en el marco de un edificio auto-sustentable, alineándose también con nuestros valores ambientales, que buscan incentivar a los chicos a conectarse con la naturaleza, adoptar hábitos sustentables y conservar los recursos”, manifestó Belén Urbaneja, Directora de Corporate Citizenship y Brand Management, The Walt Disney Company Latin America.
Además, a través de ESCUELA+, Disney compartirá contenidos apropiados, seguros, inclusivos y de calidad para niños y jóvenes, consistentes con sus valores y con los más altos estándares de calidad, de gran valor educativo, considerando las necesidades vigentes de contar con más herramientas educativas orientadas a niños y niñas en edad pre-escolar y escolar.
Una Escuela Sustentable Argentina
El nuevo edificio utilizará en su construcción más de 2000 cubiertas usadas, 4000 botellas y 8000 latas recicladas y contará con energía eléctrica a través de una red de paneles solares. Por su método constructivo, la escuela se mantendrá todo el año en una temperatura estable que oscila entre 18° y 25° y se abastecerá del agua de lluvia, reutilizándola en tres ocasiones antes de su disposición final.
En la construcción del edificio, además de los equipos de Tagma y Earthship, participarán unos 100 estudiantes de todas partes del mundo que aprenderán el método constructivo, desarrollado por Reynolds, al mismo tiempo que construirán el nuevo edificio de la escuela 12° en apenas 45 días.
Además, decenas de voluntarios de la comunidad local, de las organizaciones involucradas y de todo el país, participarán en tareas de apoyo a la obra, generación de talleres educativos y trabajo comunitario en Mar Chiquita.