La importancia del valor agregado

72

En la era digital, la seguridad empieza a ser esencial desde el primer momento de pensar un edificio. Securitas Argentina es un fiel ejemplo de la nueva tendencia hacia un sistema de seguridad más predictiva y que combina un conjunto de servicios pensados a la necesidad de cada cliente.

A partir de la Visión 2020, que plantea a nivel global que el modelo de inclusión de tecnología debe alcanzar al menos el 20%, Securitas Argentina no solo superó dicho porcentaje, sino que se colocó al frente incorporando nuevos modelos de negocios de protección de incendios, BMS y Security.

En 1934, Securitas, empresa líder en servicios de protección, comenzó su camino en Suecia, con un cuerpo de serenos que se dedicaba a apagar incendios. Con el transcurso de los años, la empresa creció, convirtiéndose en una compañía multinacional, que hoy se ubica a la vanguardia de las últimas tendencias en servicios de seguridad.

“En el marco de la consolidación de nuestra Visión 2020, inauguramos nuestro Edificio SES (Seguridad Electrónica Securitas), que es una manifestación empírica de la decisión de la compañía de capitalizar y sumar valor a nuestros clientes. Ese valor lo buscamos en la integración y sinergia de la seguridad física con la seguridad electrónica”, introduce Patricia Sclocco, Directora de Comunicación, Asuntos Públicos y Sustentabilidad de Securitas Argentina.

Para alcanzar esta meta, un equipo de profesionales de diseño de seguridad se dedica a analizar cada uno de los servicios de sus clientes, realizando un diagnóstico de riesgos y vulnerabilidades, para generar una propuesta de valor distinta, que ellos denominan Solución de Seguridad. “Ya llevamos unos cuantos años en esta tarea, en los últimas tres años invertimos más de $ 75 millones generando una integración entre la seguridad física y la tecnología”, explica José Miguel Orb, Director de Securitas SES.

Hoy, la tendencia de la seguridad gira entorno a la construcción de Building Manager System (BMS), es decir, los “edificios inteligentes”. A través de un sistema central, no sólo se monitorea la seguridad del edificio, sino que además se controla la eficiencia energética. “Gracias a este sistema, podemos ver qué luces funcionan en cada momentos del día, por ejemplo, y debido a la especulación del cuadro tarifario, es una tecnología que está en boga”, detalla Orb.

A partir de esta tecnología, se produjo un cambio en la concepción de la seguridad, que hace que ésta deba ser uno de los pilares a tener en cuenta a la hora de empezar a construir un edificio sustentable. Para que un edificio pueda ser certificado como sustentable, tiene que tener, entre otras cosas, ahorro energético, control del aire acondicionado a través de sensores que miden la temperatura y la humedad, control de la iluminación, rutinas de encendido definidas por presencia o por horario. “Por eso, hoy cuando un arquitecto planea cualquier tipo de edificio, esta tecnología está presente desde el momento cero”, resume Sclocco.

En ese sentido, Securitas Argentina ha participado en obras emblemáticas, como la refacción del Teatro Colón, la torre del Banco Santander, la Basílica de Lujan, el Banco Francés, el nuevo edificio de Coca-Cola, entre otros. “Con esta propuesta de valor tratamos de dar soporte a nuestro sistema de seguridad, con tecnología y servicios asociados. A través del Securitas Operation Center (SOC), nuestro centro de control, hacemos todas las acciones remotas que nos permiten dar soporte a cada uno de nuestros clientes según sus necesidades”, comenta Orb.

La importancia de la experiencia

Avalada por una trayectoria y reconocimiento de la compañía a nivel global como líder en tecnología de seguridad, Securitas Argentina accede a varios diferenciales para ofrecer a los clientes locales. A partir de acuerdos con grandes compañías de software, lograron generar una combinación de servicio, conocimiento y tecnología que les permite ser distintos. “Todos nuestros proyectos son grandes y gracias a la posición de la empresa global, le podemos demostrar al cliente que no está siendo un conejillo de indias sino que estamos tratando de mejorar las cosas que ya hemos desarrollado en otros lugares”, advierte Orb.

“Tenemos casos de buenas prácticas que acompañan el inicio en otros países. Cuando pensamos en desarrollar innovación a otros clientes del mundo, trabajamos junto a nuestros especialistas internacionales para preparar a los talentos locales”, agrega Sclocco.

De esta manera, las nuevas tecnologías de la era digital permiten pensar la seguridad como un conjunto de soluciones al servicio del cliente. Los barrios privados, por ejemplo, están muy desarrollados en Argentina, y a partir de este conocimiento, se pueden identificar los riesgos y vulnerabilidad del entorno y cambiar las prácticas de trabajo. “Trabajamos sobre las barreras físicas, implementando tecnología que permite que la detección sea a través de sistemas visuales y audibles, para que la reacción física sea más eficiente, permitiendo un sistema más predictivo. Para esto estamos digitalizando nuestra información para que nos permita tomar mejores decisiones a futuro”, manifiesta Orb.

“Argentina es líder en tecnología en Latinoamérica. Somos uno de los 6 países que más avanzados estamos a nivel global junto a Suecia, España y Estados Unidos, en especial en todo lo que es la inclusión de la tecnología, estamos más cerca de la meta 2020, en el ranking de las operaciones de Securitas”, concluye Sclocco.