Distintos colores, misma ilusión

66

La ilusión de un fútbol sin violencia nos une. Fundación River y Fundación Lanús se unieron, en la previa de los partidos de Copa Libertadores que disputarán ambos equipos, para llevar adelante la primera edición de Distintos colores, misma ilusión, con el objetivo de eliminar las enemistades por los colores de las camisetas, promover los valores positivos del deporte y fomentar puntos de encuentro y convivencia desde los clubes y sus referentes.
El Colegio Didascalio Santa Teresa del Niño Jesús fue el escenario elegido para la acción: más de 350 alumnos de primaria y secundaria formaron parte de esta jornada especial. Ignacio Villarroel, presidente de Fundación River, abrió el evento junto a Carla Balado, Secretaria, y Gladys Travaini, Pro-Secretaria, de Fundación Lanús. “Desde Fundación River y junto a Fundación Lanús, queremos transmitirles que más allá de las presiones y los nervios de los partidos que nos van a enfrentar, esto no deja de ser un juego, un juego que jugamos todos y donde no hay lugar para la violencia ni para la falta de respeto ni la falta de compañerismo” fueron las palabras con las que Ignacio Villarroel abrió el evento.

Ariel Ortega y Guillermo Rivarola, por parte de RiverPlate, y Agustín Pelletieriy Matías Ibáñez por parte de Lanús, fueron los protagonistas de una charla que repasó los valores fundamentales que el fútbol lleva intrínsecos como el trabajo en equipo, compañerismo y cooperación. También contaron anécdotas de su infancia, sus comienzos en el deporte y los recuerdos que guardan de sus colegios.

Además, se fomentaron valores desde el juego, con Equipazo: unidos para ganar. Un juego de tablero a partir del que se ponenen práctica distintos valores que atraviesan la carrera de un jugador de fútbol y las distintas etapas que debe superar para finalmente convertirse en jugador de Primera donde los chicos disfrutaron de la actividad junto a los jugadores. Asimismo cada uno de los niños recibió material didáctico como recordatorio de la participación de la actividad.

De este modo, Fundación River y Fundación Lanús se unieron para dejar en claro una vez más que no hay colores que nos separen cuando el objetivo es la solidaridad y los buenos valores del deporte.