Convenio por agua segura

32

Con un acto en la Casa Rosada, la Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, el Ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile y el Ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, presentaron el proyecto Agua Segura, una articulación con la empresa social Agua Segura y Coca-Cola de Argentina, que tiene como propósito brindar acceso a agua y educación sobre hábitos higiene y salud a más de 200 instituciones y organizaciones sociales de 13 provincias argentinas en 2017.
Cada una de las partes del gobierno nacional cuenta con un rol clave en este proyecto. En articulación con el Ministerio de Desarrollo Social, se relevaron las comunidades más vulnerables y con la colaboración del Ministerio de Educación se detectaron las escuelas rurales a las que llegan las capacitaciones. Con la colaboración del Ministerio de Agroindustria y el equipo de INTA de cada provincia, se obtuvo el apoyo logístico necesario para que los capacitadores de Proyecto Agua Segura lleguen a cada institución.

El objetivo del programa, que ya llegó a las provincias de Chaco, Salta, Entre Ríos y Santiago del Estero, beneficiando a 81 instituciones y centros comunitarios, 784 familias, 4.047 alumnos y 484 docentes de escuelas rurales, es concientizar a alumnos, familias y docentes sobre hábitos de higiene, salud, cuidado personal y cuidado del agua a través de capacitaciones lúdicas y acceso a agua segura. Todavía quedan por visitar las provincias de Tucumán, Mendoza, Misiones, Río Negro, Neuquén, Buenos Aires, Catamarca, Formosa y La Rioja.

La alianza surge a raíz del trabajo de articulación de la Subsecretaría de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible, área que se encarga – entre otras tareas- de promover el desarrollo sostenible a través del trabajo colaborativo entre actores públicos, privados y organizaciones de la sociedad civil.

Agua Segura es una empresa social que genera redes entre el sector público, privado y la sociedad civil para lograr el acceso a agua segura y educación en las instituciones rurales del país. “Quiero cambiar el mundo y creo que la mejor manera es en equipo. Como médico sé que una tecnología como la que usamos en Proyecto Agua Segura, los filtros Lifestraw, pueden brindar acceso a agua segura de forma inmediata y eso es maravilloso, pero también la fuerza está en la educación, que permite a las comunidades comprender que tomar agua segura, conocer qué enfermedades puede traer el agua sin tratamiento y cómo tener hábitos de higiene, ayuda a estar saludable”, afirmó Nicolás Wertheimer, fundador de Proyecto Agua Segura.

Por su parte, Soledad Izquierdo, Vicepresidente de Asuntos Públicos y Comunicación para el Sur de América Latina de Coca-Cola, celebró la alianza y declaró: “Desde Coca-Cola creemos que el agua es mucho más que un ingrediente esencial de nuestras bebidas: es una prioridad, un recurso fundamental para la vida, la salud y la prosperidad económica de las comunidades. Objetivos de tal magnitud y de largo plazo como son el acceso a agua segura y el cuidado del agua requieren un profundo compromiso; solamente son posibles a través de la articulación de los sectores público y privado y la sociedad civil. Actualmente en Coca-Cola estamos reabasteciendo a la naturaleza y a las comunidades el 100% del agua que usamos en nuestros productos y procesos. Hoy nos complace anunciar este convenio de cooperación que es un puntapié inicial para que las escuelas puedan ofrecer agua segura a los chicos en las comunidades que más lo necesitan”.

La Ministra Stanley indicó que “trabajando en conjunto podemos llegar a más comunidades, a más familias y de la mejor manera posible. Esto es un hecho concreto de agua potable y segura para más de 200 comunidades dónde además no sólo se llega con el filtro y con el agua, sino además llegamos con trabajadores sociales que van a acompañar este proceso, con la prevención de la salud y el uso del agua de la mejor manera posible”

Por su parte, Finocchiaro señaló que “la labor mancomunada hace que utilicemos los recursos en forma mucho más eficaz y eficiente y que además pongamos en cuestión la realidad, lo que estamos brindando es un derecho humano, básico y universal.”

En este sentido Buryaile remarcó que “como país tenemos un único enemigo: la pobreza. El acceso al agua es un derecho básico y es fundamental para que cada argentino tenga un nivel de vida digno”. Asimismo, el Ministro celebró “la articulación entre el sector público y privado trabajando juntos por un país más justo”.