A sólo un click

111

Comprar sin intermediarios a través de Internet es una tendencia cada vez más marcada en Argentina. Bajo este paraguas nace The Food Market, sitio web que conecta consumidores con pequeños proveedores orgánicos a cambio de una comisión.

Las fundadoras de la plataforma local “The Food Market”, Melanie Wollman y Nadia Javkin, ambas provenientes del mundo emprendedor, sentían la inquietud de desarrollar un negocio rentable que al mismo tiempo generara impacto social. A partir de esta idea pasaron a la acción y comenzaron a esbozar este canal que tendería un puente entre productores de alimentos orgánicos y consumidores deseosos de los mismos. “Detectamos dos necesidades. Una que tenía que ver con la necesidad de las personas y, la otra, con la falta de oportunidad de venta que tienen algunos pequeños productores”, relata Wollman.

De esta manera, se contactaron con diferentes productores, indagaron sobre sus deficiencias a nivel comercial, de packging y desarrollo, y les ofrecieron un free market donde vender sus productos. Es un mercado “jurado”, ya que ellas deciden qué productores y qué tipo de productos pueden ser vendidos a través de su plataforma, diferenciándose de las tiendas o cadenas comerciales al dejar que sean los productores quienes establezcan el valor, siguiendo los lineamientos del mercado justo, en el que es el productor el que sabe realmente cuánto cuestan sus productos.

“Nosotros manejamos el precio, con lo cual es un precio de referencia para el resto de los canales. Si bien en los comercios sugerimos un valor no siempre se respeta, por eso al estar on line los consumidores pueden tener una referencia, es una forma de control también para el consumidor”, explica Charlie Rivero Haedo de Zafran Snaks Naturales y miembro de la plataforma.

Basándose en un modelo de negocio exitoso en Estados Unidos y Europa, y con un sistema similar al de Mercado Libre, crearon la plataforma web The Food Market. En un principio, el contenido del sitio era administrado por ellas al estilo de una tienda subdividida por categorías, cargando las fotos, descripciones e historias que les facilitaban los productores. “Ponemos el foco en la trazabilidad del producto. Le informamos a nuestros clientes de dónde provienen y el proceso de elaboración de cada alimento. A su vez, cada persona puede ponerse en contacto, a través nuestro, con los productores”, comenta Wollman. La idea se encuentra en plena transformación, ya que están creando un nuevo sitio que contará con micrositios de cada productor, donde el consumidor podrá relacionarse de forma más directa y, de esta manera, brindarle una mayor transparencia a todo el proceso.

Funciona de manera muy sencilla: el cliente realiza el pedido en el sitio, comprando productos de diferentes marcas en un mismo check-out, los productores los preparan, y The Food Market entrega todo junto en la puerta de su casa. “De esta manera, le ofrecemos al productor un nuevo canal de venta a través del cual puede llegar con precios especiales al consumidor, con más márgenes por venta, y nosotros le hacemos la logística de entrega, con lo que le damos mucho más valor”, aclara Wollman.

El costo del envío lo trasladan directamente al consumidor, y arreglan la logística con cada productor, para que esto no encarezca los productos, permitiendo precios más accesibles, y a su vez, un mayor desarrollo económico de quien trabaja la materia prima. Por su parte, las fundadoras comisionan las ventas.

Si bien varios productores también tienen sus sitios propios de venta on line, como es el caso de Zafrán, esta plataforma les abre más puertas: “Como era una monocategoría la gente no compraba tanto por el tema de la compra mínima para el envío. The Food Market nos facilitó que la gente puede comprar muchas cosas variadas y entre ellas nuestros productos, por lo que llegamos a mayor cantidad de consumidores”, explica Rivero Haedo.

A nivel difusión, generan suscripciones y realizan posteos haciendo hincapié en el consumo responsable, alimentación saludable y el comercio justo a través de redes sociales.

Aprovechando el boom de Instagram como la red social de la alimentación por excelencia, se acercaron mucho más al público subiendo recetas que ayudan a los consumidores a entender los productos y cómo combinarlos con otros, y fomentando la idea de ayudar al desarrollo de los pequeños y medianos productores. También utilizan Facebook como canal de concientización del consumidor en la cultura de los alimentos orgánicos.

“Como productora me siento muy cuidada, asesorada, y motivada. No sólo por la venta mayorista y minorista, me resuelven el martketing, la prensa, redes sociales, y además siento que lograron posicionar la marca entre consumidores que llevan una vida saludable, fit y generan fidelización”, remarca Haydee Tawil, de Ricco Gourmet.

Actualmente tienen 100 productores, pero ya hay 150 más adheridos que van a estar on line con el nuevo sitio. Ya realizaron 500 entregas a consumidores finales, 20 a mayoristas, y ahora están estructurando una sección de regalos corporativos, ya que muchas empresas se están sumando la movida de Responsabilidad Social colaborando y generando desarrollo.

“Buscamos acortar la brecha en el mercado, buscamos que nuestra comunidad sea más rica, más cercana, más sostenible, más sustentable, buscamos un comercio más justo y más sano”, concluye Javkin.

Transparencia y ventas on line: tendencias en alimentación

Según un artículo publicado por la revista americana Forbes en “The Center for Food Integrity”, la transparencia ya no es una característica opcional para las empresas de alimentos. Los consumidores demandan cada vez más transparencia para incrementar su confianza y compromiso con la marca. Además, la industria alimentaria se ve obligada a fabricar productos menos elaborados, acercándose más a su estado natural. Los consumidores no son pasivos, sino activos, y quieren tener acceso a diferentes tipos de información tanto de los productores como de los productos, y para ello las redes sociales y la web son sus medios elegidos.

Por otro lado, las compras online cada vez son más elegidas entre los consumidores. Entre las 6 categorías de productos habituales en las compras on line, se encuentran: alimentación y bebidas; higiene personal; cosmética; moda y complementos; electrónica; ocio, viajes y tiempo libre. Según un informe de NIELSEN, “Global E-commerce and the New Retail Survey”, se destaca que más de la mitad de los consumidores globales están dispuestos a comprar productos alimenticios on line.

Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), para este 2016 las expectativas de crecimiento del mercado on line se ubican en el 64%, lo que podría elevar las cifras de ventas a 100.000 millones de pesos para fin de año, constituyendo un verdadero récord para este tipo de transacciones. Según su ranking de productos demandados por internet, actualmente el rubro de alimentos y bebidas se ubican en tercer lugar, con negocios por 3.591 millones de pesos, una participación del 6% y un crecimiento del 42,5%.

Así mismo, teniendo en cuenta los resultados del último Hot Sale, las categorías más compradas fueron: deportes y fitness (165.055 unidades), artículos de consumo diario-alimentos, bebidas y artículos de limpieza (150.289); indumentaria-no deportiva (135.281); electrodomésticos-línea blanca y marrón (82.515); perfumería y cosmética (76.922); pasajes y turismo (75.031); muebles y decoración (73.886).

Es por esto que los free market digitales de productos sin agrotóxicos ni químicos, significa una oportunidad clave para la industria.

En voz de los productores: “A través de The Food Market logramos llegar a más gente con un canal que está en plena expansión como es la venta on line. Los clientes suelen usar estos canales para conocer más acerca de los productos y sus orígenes, así como también para tener una referencia del precio”, describe Rivero Haedo. Por su parte, Tawil asegura: “me parece vital la información de los productos ya que el mercado gourmet cuando arrancamos casi no existía; hoy hay mucho más mercado, propuestas y clientes que buscan productos nobles y son super exigentes”.

The Food Market

Caso: Trazabilidad del producto
Alianza: Productores independientes
Objetivo: generar un impacto real que promueva la articulación de experiencias entre empresas privadas y organizaciones sociales.
Logros: más de 150 productores adheridos, y en un año realizaron más de 500 entregas a consumidores finales y 20 a mayoristas.