Reciclar el 90% de los residuos del proceso de producción

25

En el mes del reciclado, Bridgestone anunció el incremento en los índices de reducción de su scrap, residuos de su proceso de producción.

Bridgestone, la compañía de neumáticos más grande del mundo, alcanzó el 92.4 por ciento de reciclabilidad durante el 2016 gracias a la reducción del scrap de su planta de Llavallol, ubicada en Lomas de Zamora.

Con el objetivo de trabajar en armonía con la naturaleza y conservar los recursos naturales, Bridgestone Argentina incorpora prácticas sustentables durante el proceso de producción que implica desde la reducción en el consumo de agua y la disminución en la emisión de gases CO2, hasta la reducción en la generación de residuos.

“En Bridgestone Argentina somos responsables con el medioambiente y velamos por el cuidado de los recursos durante todo el ciclo de vida del producto. Desde hace años trabajamos para reducir el scrap. Superarnos año tras año es un gran desafío porque la vara está cada vez más alta, estamos orgullosos de haber alcanzado este logro una vez más”, comentó Rodrigo Escudero, Gerente Ejecutivo de Marketing, Soporte Comercial y Comunicaciones de Bridgestone Argentina.

Abocados a incrementar estos índices, la compañía trabajó a lo largo del año disminuyendo el reciclado de los desechos del proceso de producción, a través de la separación y clasificación de residuos según su material: alambre, tela o caucho. Así, se alcanzó el 92.4 por ciento actual durante el 2016, el más alto desde el 2012, año en que comenzó la medición. En el 2015, el índice llegaba al 88.9 por ciento y en el 2012, la misma era de un 78.7 por ciento.

En paralelo, Bridgestone desarrolla campañas de concientización para promover la sustentabilidad y conciencia ambiental entre sus empleados, que implican la reducción del consumo de papel, la colocación de estaciones de segregación para los residuos y tips a tener en cuenta en el día a día que ayudan a lograr un cambio en los hábitos de conducta. “El cuidado del medio ambiente es una de las áreas prioritarias de Bridgestone, es parte de la esencia de la compañía. Este año reforzamos esa promesa a través de Nuestra Manera de Servir, el compromiso corporativo en materia de responsabilidad social empresaria”, completa Escudero.

Además, la compañía se involucró en un proyecto desarrollado por la Escuela de Educación Técnica N°4 de Llavallol, destinado a la producción de baldosas recicladas, en donde colaboró suministrando el scrap utilizado por los alumnos junto a otros materiales, tales como el cemento domado por la compañía Loma Negra.

De esta manera, Bridgestone continúa con el compromiso de disminuir la huella de carbono y alcanzar los mejores índices de reciclabilidad para trabajar en armonía con el medioambiente.