Turismo sustentable de la mano de LATAM

30
Puesta en valor del Teatro del Pueblo. Colalao del Valle, 2.016.

Cuido Mi Destino, el programa emblemático que la compañía área LATAM desarrolla en Argentina desde hace 7 años, suma un nuevo destino: la provincia de Neuquén. La iniciativa ya alcanzó a cinco provincias, y es un claro ejemplo de articulación público-privada.

En Argentina, con el objetivo de consolidar y contribuir al fortalecimiento del turismo sostenible y el cuidado del medio ambiente, la compañía área desarrolla desde hace 7 años su programa emblemático Cuido Mi Destino, a partir del cual busca la puesta en valor de un patrimonio cultural, social y ambiental de las zonas donde opera. “Este programa es muy valioso y esperado por las comunidades. Nosotros elegimosel destino por tres años consecutivos para que sea sostenible a largo plazo, y dejar capacidad instalada y que el trabajo sea compartido para que se mantenga”, explica Carolina Ivachuta, Jefa de Comunicación externa y RSE.

“Cuido Mi destino tiene mucho que ver con la articulación público-privado, y este gran valor que se agrega cuando las empresas y los gobiernos se alinean y puedan trabajar en conjunto. El compromiso y la intervención de los colegios es primordial y un punto fuerte para generar conciencia”, asegura Lucila Maldonado, Gerente de Asuntos Corporativos en LATAM.

Este programa se desarrolla con alumnos de escuelas secundarias y estudiantes que están cursando la tecnicatura en turismo. El objetivo es saber cuál es la necesidad en cada destino para trabajaren una mesa interdisciplinaria con todas las partes que intervienen en la ejecución del mismo, abordando algunos de los ODS alineados a su core y todo lo que tenga que ver con la promoción del turismo sostenible.

Hasta el momento, Cuido Mi Destino se realizó en las provincias de San Juan, Rio Negro, Salta, Tucumán y durante el mes de noviembre se suma un nuevo proyecto en la provincia de Neuquén, en el Mirador del Valle. En total ya suman doce proyectos.

Asimismo, cuando ocurre un desastre natural, por ejemplo, el año de las cenizas se escogió puntualmente Bariloche para colaborar y se puso en valor todo el ingreso a la ciudad y se realizaron trabajos de limpieza. “Allí trabajamos codo a codo con las escuelassecundarias, las asociaciones barriales y el gobierno”, recuerda Ivachuta.

Todos Podemos Volar

Otro de los programas más importantes que lleva adelante la compañía es Todos Podemos Volar con más de 215 escuelas, en 12 años, que implican a más de 350 docentes y 5.000 alumnos. Estas son las cifras que generael programaque trabaja con todas las escuelas primarias con chicos de entre 11 y 12 años que por primera vez tienen la posibilidad de vivenciar un viaje en avión.

Además, esta iniciativa se trabaja con los voluntarios de la compañía. “Son grupos de 12 chicos que tienen la posibilidad de hacerlo de otra manera, la experiencia a volar, lo que deja ese mensaje representa un gran valor para la compañía porque también hacemos parte a los voluntarios para enseñarles a los chicos todo lo que representa poner en el aire un avión, todo lo que conecta, las posibilidades que abre”, explica Ivachuta.