Entrevista en vivo: “OPDS”

29

El último panel del Segundo Seminario organizado por Visión Sustentable “La Basura como Recurso II”, que se llevó a cabo el 11 de agosto en el Auditorio del Museo de los Niños, en el Shopping Abasto, contó con la participación de Marcelo Andrade, Director de Residuos Solidos Urbanos del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible y Julia Mancini, técnica de la misma Dirección.

La idea fue generar un espacio de entrevista abierta a partir del cual los participantes intercambiaran puntos de vista y evacuaran dudas con el titular de la Dirección y responsable de hacer cumplir las normativas que encuadran las obligatoriedades de los “Grandes Generadores”. El espacio, moderado por María José Alzari, Coordinadora Legal del Consejo Empresario Argentino por el Desarrollo Sostenible, sirvió para que desde el Estado se pusiera sobre la mesa cuáles son las obligaciones del sector privado en lo que hace al manejo responsable de los residuos generados al mismo tiempo que se abordó cuáles son las herramientas concretas con las que cuenta el Organismo a la hora de articular con los municipios y empresas.

Alzari: La idea es poder armar un par de preguntas y un intercambio de visiones a cerca de cómo hoy la provincia de Buenos Aires ha implementado este nuevo modelo de ejecutar esta responsabilidad tanto jurídica como ética de gestionar los residuos sólidos urbanos.

Mancini: Nosotros somos autoridad de aplicación de la ley ambiental, somos el organismo provincial para el desarrollo sostenible, que es la autoridad de aplicación de las leyes ambientales en la provincia de BS AS cuidamos el ambiente. Así que más que gestores somos la autoridad de aplicación de la ley.

Alzari-¿Cuál es el rol del OPDS y de su Dirección en particular?

Andrade– Como premisa tenemos hacemos cumplir la Ley 13.592, que es la ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, de 2006 que finalemente se reglamenta en el 2010. Esta normativa establece, por ejemplo, que como principio de la política ambiental es considerar a los residuos como un recurso, darle valor, y contemplar la inclusión social en todas las etapas de gestión, no solamente en la recolección y separación. A su vez, su artículo 6 establece que los municipios tienen que disminuir un 30% los residuos a disponer finalmente en un relleno, reducir quiere decir evitar su regeneración o recuperarlos y revalorizarlos e incluirlos en la economía, o sea, recircularlos en el circuito productivo.

Alzari-En 2013 fue que se incorpora la figura del “gran generador”

Andrade– Si, surge como novedad legislativa las resoluciones 137, 138 y 139 que buscan que estos grandes dejen de enterraren el CEAMSE materiales que pueden ser recuperados y reintroducidos en el circuito. La 137 dice que los barrios cerrados y clubes de campo deben separar en origen sus residuos y enviar lo reciclable a un destino sustentable. Los grandes generadores de la 138 son los que generan más de 1.000 kilos por mes. Hoy mismos cuando disponen en CEAMSE son generadores privados y contemplan los hoteles de 4 y 5 estrellas, las galerías comerciales, por ejemplo, shoppings, locales de comidas rápidas e hipermercados. Y la 139 establece que las industrias que están en principio dentro del AMBA, también deben separar en origen los residuos y enviar la fracción reciclable a un destino sustentable a través de un transportista habilitado. Y lo demás al CEAMSE. Va más allá y establece la consideración de los residuos como un subproducto, para incorporarlos al circuito.

Alzari- A su vez hacen foco en el tema de la inclusión social…

Mancini– Buscamos a partir de estas resoluciones que las cooperativas actúen como destinos sustentables. Hace dos años que venimos trabajando con ellos haciendo un relevamiento, y hemos invitados a que se inscriban, siempre que cumplan ciertas condiciones, en nuestro registro para poder ser tomadas como destinos sustentables.

Alzari- Hoy la empresa tiene una obligación jurísdica que cumplir y darle una trazabilidad a ese residuo que genera ¿Cuál es la vinculación que tiene que establecer con ustedes?

Mancini– Sí, lo primero que tiene que hacer una industria es presentar un plan de gestión de sus residuos junto con la auditoria se renueva cada dos años, pero no quiere decir que no tiene que gestionar. Nosotros para el destino sustentable tenemos en nuestra página un link que es “Grandes Generadores” donde están las listas de los destinos sustentables que están conformados por cooperativas, por una cuestión de legislación, no incluimos a un operador privado que también puede hacer de destino sustentable.

Andrade – Estos destinos se habilitan por la resolución N 20, y no son cualquier cooperativa. Nosotros inspeccionamos, sabemos que no hay menores trabajando, que tienen monotributo social, que las condiciones laborales y comerciales de los miembros es el aceptable. Una vez que están habilitados, pueden emitir el Certificado Electrónico de Tratamiento de Residuos que es lo que a la industria le interesa tener que constata el envío y el tratamiento de estos residuos. Eso es de manera electrónica, el destino sustentable informa al organismo y el organismo lo habilita para que emita el certificado. De esa manera nosotros tenemos la trazabilidad del residuo: sabemos de dónde viene, quién lo transporta, cómo lo tratan, dónde lo venden y en qué se convierte.

Alzari- Y tienen también está documentación que acompañaría al residuos, de forma tal que encontramos la manera de darle esta trazabilidad que a mí como abogada tanto me obsesiona respecto de a quién la empresa le va a estar dando los residuos y teniendo la seguridad de que esos residuos son gestionados adecuadamente.

Mancini– No solo eso, sino que cuando nosotros vamos a fiscalizar a las industrias con otra ley, que es la Ley de Gestión Industrial, contemplamos la revisión de estos artículos.

Andrade– Más ahora. Realmente la resolución habla de la auditoría, el Organismo interviene un poquito más y hay ciertos trámites que se tienen que hacer.

Alzari- ¿Toda cooperativa está habilitada para recibir cualquier tipo de residuo?

Mancini– A ver…estos destinos sustentables están habilitados para determinadas corrientes. No todas pueden recibir cualquier cosa.

Alzari- Pero lo cierto es que el sector empresario encuentra complejidades hacia dónde derivar un montón de residuos que se terminan generando y que no encuentran un destino adecuado o de fácil acceso. ¿Tienen pensando algún tipo de generación de incentivos? Quizás no ncecesariamente económico, pero que si que permita que entre las empresas y las cooperativas puedan surgir iniciativas que después ustedes apoyen…

Andrade– Comenzamos apuntalando a las cooperativas. Cuando les faltan rescursos generamos nexos, por ejemplo, Mc Donals trabajó desde el primer momento con nosotros y fue uno de los pocos en adoptar a las cooperativas y pagarles un dinero, lo cual favorece ya de por sí al circuito. Ojalá todas las empresas trabajen de esa manera. Sobretodo las industrias. En este último tres meses, estamos recibiendo un caudal de consultas porque nos hemos puesto más exigentes. Con esto quiero decir que nosotros somos autoridad de aplicación de leyes ambientales, ¿si? Nosotros tenemos la cautela ambiental de la provincia de BS AS. Y las industrias ahora están obligadas a hacerse cargo del tratamiento de sus residuos. Con lo cual no les vamos a dar ningún beneficio porque recuperen sus residuos… porque es una ley y una obligación. Y a veces nos hemos encontrado con situaciónes en las cuales las empresas hacen donaciones para no pagar el tratamiento, y en realidad ellas se deben hacer cargo del tratamiento. Si ellos hacen un acuerdo con los destinos sustentables, eso queda fuera de nuestra orbita. A nosotros nos interesa que eso no se entierre, que se de inclusión social y que se respete a los recuperadores urbanos.

Alzari- A ver… mi pregunta en cuanto a incentivos iba a de qué manera un órgano que emite una obligación también contribuye a garantizar la trazabilidad del cumplimeitno de esa obligación. Porque es muy fácil emitir una regulación que después es imposible cumplir…

Andrade – Yo creo que no es de imposible cumplimento. No quieren trabajar con una cooperativa porque no “sienten” seguridad…tienen la oferta del mercado privado, ¿no?…de los operadores privados que también reciben y tratan los residuos.

Público -¿Cómo se imaginan desde el punto de vista de la gestión el manejo de los residuos sólidos urbanos de acá a 5-10 años?

Andrade– Creo que hay una transformación, en la provincia de Buenos Aires. Sacando el AMBA, tenemos 103 municipios, de los cuales 50 tienen planta de separación de residuos. De esas plantas, el 95% trabaja con residuos crudos y no son eficientes porque falta a la separación en origen la recolección diferenciada.

Alzari- Con el tema de municipios que están fuera de la obligatoriedad de estas resoluciones ¿Cómo están contribuyendo desde la OPDS y desde COFEMA (CONSEJO FEDERAL DE MEDIO AMBIENTE)?

Andrade – Hay un acompañamiento técnico y de capacitación. A su vez, se financiaron 40 de las 50 plantas que se suman a dos creditos internacionales y la verdad que es difícil pero se está trabajando.

Público- ¿Cómo tienen pensada la logística para transportar ese reciclado que se genera?

Mancini – Nuestra idea es que haya distintas ruta, como la 3, la 5 y la 7 y hacer un corredor que una los distintos municipios. Y la verdad que lo hemos hablado dos millones de veces, pero no se ha llevado a cabo nunca y es otra de las cosas a trabajar. Pero lo que es importante que quede claro que la gestión de los residuos es municipal, es responsabilidad de los municipios. Con esto quiero decir: La bolsa del vecino depende del municipio donde este y qué política implementa.

Público -¿Pero cómo se suma la provincia a ese municipio?

Andrade– Nosotros articulamos con el municipio que quiera trabajar, con el municipio que no quiere trabajar yo no me meto mucho porque son 130 municipios y nosotros somos 15. El que sí quiere trabajar le damos prioridad. Con lo cual el municipio que no quiere hacer nada, la gente de ese municipio tiene que ir y hacer la queja ante la autoridad competente de esa área. Nosotros lo que hacemos es hacer el relevamiento de aquellas áreas que reciben residuos, las cooperativas que reciben el material y a la empresas decirles cuál es el lugar más cercano al que pueden llevar sus residuos.

Público -¿O sea que no pueden presionar sobre ese municipio que no gestiona?

Andrade -Nosotros lo que hacemos es fiscalizar la ley 13.592, y su artículo 6 dice que los municipios tienen que reducir paulatinamente, el 30% en 5 años, una vez que presentan los planes de gestión vamos y fiscalizamos, y hacemos fuerza y les decimos que tienen que empezar con una campaña de separación, que tienen que disminuir, pero no podemos hacer más que eso.

Alzari -Ustedes cuidan el ambiente desde el momento en que el residuo se dispone en el suelo…

Mancini -Si, y hay que cuidar bien los términos. Los municipios están obligados a enterrar 30% menos . De esa manera, nosotros podemos decirles que clausuren algún basural, como es el caso de algún municipio, pero más que eso no porque son municipales. Y esos cinco años comienzan a correr a partir del momento en que se aprueba la gestión presentada por el municipio. No todos son presentados en la misma fecha.

Público -¿Y de qué manera ustedes están exigiendo a los municipios que presenten y cumplan con esa reducción?

Andrade – Se les ha mandado carta documento para que lo hagan, y se trabaja mucho con el Defensor del Pueblo. Si recibimos una denuncia de un particular se va a ver qué tipos de residuos hay o se le da intervención directamente al municipio, incluso se hacen planes de cierre del basural.

Público -Los grandes generadores están obligados por ley. Ahora, ¿No se puede hacer lo mismo con los municipios?

Mancini– Sí, es algo en lo que hay que empezar a trabajar…pero también hay que tomar decisiones monetarias, y vuelvo con la Ley de Envases que ayudaría…

Andrade– Además se empieza por lo que más genera, porque el municipio no deja de ser el ciudadano, son los residuos del ciudadano. Estas tres resoluciones se llaman “de Grandes Generadores” que son aquellos que generan más de 10 kg por día.

Público -Si, pero de pronto cada ciudadano genera 1kg por día pero una cantidad de ciudadanos que no tienen donde disponer, se genera muchísimo más que los “grandes generadores”…

Andrade– En general, cada municipio tiene su proyecto de separación en origen a partir del cual está empezando a trabajar…

Público – Más allá de la fiscalización que es la competencia que tiene OPDS en el trabajo de la gestión de residuos en la provincia, ¿Qué campañas de concientización o con quién articulan para que este tema más allá de la fiscalización, que es lo que ustedes les compete, empiece a generarse este cambio cultural en el ciudadano?

Mancini– Tenemos un programa que se llama “Tu manzana recicla” que desde 2010 trabaja junto al municipio en la concientización a partir de charlas en los colegios. También se dan charlas en los barrios, countrys y cada verano en las playas se trabaja y se instalan tachos de distintos colores para concientizar.

Público- ¿Cómo miden el impacto de estas capacitaciones para saber si realmente están generando escala con la concientización?

Andrade – ¿Con respecto a las resoluciones? Sí.

Público – No, lo que pregunto es: Ustedes van, capacitan en determinado barrio y después… ¿tTenen alguna forma de medir esa intervención para ver si realmente están generando transformación?

Andrade – Eso lo hace el municipio. Nosotros lo que medimos es cantidad de alumnos…

Público – Ok…ustedes son un organismo de control…perfecto…

Mancini – Si, que ha tenido con los clubes de campo, con las casas de comida rápida cierto éxito mientras que con las industrias nos está costando mucho. Hay muchas industrias reconocidas que no han presentado su plan ni han implementado la gestión de los residuos. Nosotros estamos abiertos a escuchar todos los días, a ayudarlos. Y lo último que quería decir es que nosotros desde la Dirección brindamos asistencia técnica, tenemos las puertas abiertas para aquellos que quieran acercarse a sacarse sus dudas. Y sobretodo porque hay mucho vende humo y mucha falacia en lo que es ambiente.